miércoles, 26 de marzo de 2008

la herida











Recuerdo que siendo un crío, siempre me repetían que no me tocase las heridas, de las cuales tuve un amplio repertorio, en casi todos los sitios nombrables e innombrables de mi cuerpo, eran tiempos de darnos guantazos con los de la calle de al lado, si a éstos le daban lo de otro barrio nos uníamos a ellos, lo típico de finales de los 70 y principios de los 80. De esas heridas guardo no muy orgulloso la verdad sea dicha , las cicatrices por no seguir los consejos básicos de precisamente no tocarme las heridas sin cicatrizar ni quitarme las dichosas postillas.
Con el paso del tiempo y a base de más cicatrices visibles e invisibles he ido aprendiendo a no abrir las heridas sin cicatrizar, que en relaciones pasadas me hicieron mella. Y para eso no sirve de nada los consejos que te puedan dar gratuitamente las amistades mas intimas o la familia.
Nadie estamos a salvo del instinto animal que tenemos, de correr a lamer nuestras heridas recién hechas en el alma o el corazón. Asombro, frustración, desengaño, odio, lloros y llantinas, ansiedad, incredulidad, estupor y un sin fin más de adjetivos calificativos que empiezan en el momento del adiós, de la ruptura y del final de una etapa mas o menos estable o al menos eso pensamos de nuestra vida.
Lo malo o bueno de esas heridas, aunque estén cicatrizadas es que siempre quedan ahí a modo de aviso a los navegantes, para que recordemos esa situación,en mayor o menor parecido y no cometamos el error ya vivido. Eso es la gran teoría de la vida pero de muy difícil puesta en práctica. Si es que somos animales de costumbres predecibles y rutinarios, y no aprendemos mas que a base de mas heridas por no decir ostias que quedaría mal aquí.
¿ Cuándo aprenderemos de nuestras heridas? ¿ No nos damos cuenta , que la situación anterior no es precisamente esta o si lo es en gran medida?
Lo que si sabemos que las heridas solo se cierran completamente y desaparecen de nuestro alma sin dejar rastro cuando olvidamos el odio, la desconfianza y el resquemor que a modo de postilla infectada nos dejan.

Os dejo con una canción de un poeta y cantante francés desconocido en estos lares, nacido en 1916 y fallecido en 1993 , aunque licenciado en Derecho, Ciencia Políticas y Filosofía dedicó toda su vida a la música y la poesía. Esto es una poesía con música.

ESTA HERIDA CETTE BLESSURE DE LEO FERRE






ESTA HERIDA CETTE BLESSURE (TRADUCIDA)

Esta herida
Donde muere el mar como una pena en carne
Dónde va la vida germinar en el desierto
Que vuelve sangre, la blancura de las cunas
Que se cierra al mármol de la tumba
Esta herida de donde vengo

Esta herida
Dónde va mi labio a principios del amor
Donde bate tu fiebre un poco como un tambor
De donde sale tu vid apretando dedos
De donde viene el grito lo mismo cada vez
Esta herida de donde vienes

Esta herida
Que se cierra al lindero del aburrimiento
Así como una cicatriz de noche
Y que no acaba de reabrirse
Bajo lágrimas que afila el deseo

Esta herida
Como un sol sobre la melancolía
Como un jardín que solo se abre por la noche
Como un perfume quese arrastra en la marea
Así como una sonrisa sobre mi destino
Esta herida de donde vengo

Esta herida
Revestida por seda bajo su triángulo negro
Dónde van las falenas (mariposas) del azar
Edificar de la nada ,penas prestadas
Cavando a veces allí para el pecado
Esta herida de donde vienes

Esta herida
Que se querría coser en medio del deseo
Como una costura sobre el placer
Que se querría ver cerrarse para siempre
Así como una puerta abierta sobre la muerte

Esta herida de la que muero


Cette blessure
Où meurt la mer comme un chagrin de chair
Où va la vie germer dans le désert
Qui fait de sang la blancheur des berceaux
Qui se referme au marbre du tombeau
Cette blessure d'où je viens

Cette blessure
Où va ma lèvre à l'aube de l'amour
Où bat ta fièvre un peu comme un tambour
D'où part ta vigne en y pressant des doigts
D'où vient le cri le même chaque fois
Cette blessure d'où tu viens

Cette blessure
Qui se referme à l'orée de l'ennui
Comme une cicatrice de la nuit
Et qui n'en finit pas de se rouvrir
Sous des larmes qu'affile le désir

Cette blessure
Comme un soleil sur la mélancolie
Comme un jardin qu'on n'ouvre que la nuit
Comme un parfum qui traîne à la marée
Comme un sourire sur ma destinée
Cette blessure d'où je viens

Cette blessure
Drapée de soie sous son triangle noir
Où vont des géomètres de hasard
Bâtir de rien des chagrins assistés
En y creusant parfois pour le péché
Cette blessure d'où tu viens

Cette blessure
Qu'on voudrait coudre au milieu du désir
Comme une couture sur le plaisir
Qu'on voudrait voir se fermer à jamais
Comme une porte ouverte sur la mort

Cette blessure dont je meurs

22 comentarios:

Qettah dijo...

A veces nos toca eso...lamernos las heridas, dar tiempo a que se sequen, aunque siempre pienso que en esas heridas del alma, si son profundas, pues aunque curen, es como si la zona se quedase un poco resentida...veo mas facil perdonar, que olvidar...

Vaya, vaya... tienes tu corazoncito.

un besou...Qettah

PD: que bonita poesía, me quedo con mas de un fragmento, que pondré en las heridas que correspondan.

Alma dijo...

Qué razón tienes. Si olvidasemos el odio, la desconfianza y el resquemor, estoy segura que evitaríamos que la herida se convierta en úlcera. Una vez más, la canción genial.

Besos salados

pati dijo...

Es curioso ... he leído tres veces tu entrada y unas cuantas más la traducción de Cette Blessure y no sé por qué extraña razón me viene a la mente un libro: Seda, de Alessandro Baricco.

Ni idea.

Cuando no se tiene un nombre para decir las cosas, entonces se utilizan las historias.

Un beso.

amateur1965 dijo...

Qettah,alma, Pat

no se que contestaros a vuestro comentarios la verdad si no se escribir y mucho menos en comparacion a vosotras tres.....

tres besazos , uno para cada una.

MATANUSKA dijo...

bonjour amateur la verdad es que las cicatrices duran y perduran y aunque agusto te encuentres con una persona siempre esas heridas, ya olvidadas, resurgen para seguir amargandote la vida un pelin mas, aunque esto ocurra en decimas de segundos, despues abrimos los ojos temiendo ver a nuestro lado a la persona equivocada pero miras de reojo, soplas y te das cuenta que no que todo fue un lapsus en el tiempo.

besos

amateur1965 dijo...

hay que mirar a veces las cicatrices pero no obsesionarse con ellas

Ginebra dijo...

Me gustó tu post. Creo qu tienes razón en lo que nos has contado hoy. Somos infelices precisamente porque no podemos dejar el lastre de los "malos rollos" atrás. ¡Que inutilidad!, si somos un grano de arena expuesto a que el viento nos vapulee en cualquier momento....
Somos desgraciados porque no sabemos o no queremos ser FELICES.
Hoy he tenido un mal rollo y me arrepiento de haber "echado leña al fuego". No sé si será demasíado tarde....
Besos.

amateur1965 dijo...

espero que la leña estuviese verde y no arda.

un beso ginebra

DianNa_ dijo...

De heridas no hablo, una tirita y lista , a otra cosa... pero esta canción me encanta, me pone los pelillos de escarpia...
Eres especial amigo, guapo!!
Besitos kinder^^

La estatua del jardín botánico dijo...

Hola, compañero de chat. Mi primer comentario en tu blog.
Me gusta la actitud de Dianna ante las heridas: una tirita y a otr cosa. Creo que es inteligente. ¡Pero a veces cuesta tanto ser inteligente!
Un saludo.

Stones dijo...

Las heridas, aunque se toquen siempre curan, y al final la cicatriz nos demuestra que estamos vivos y que hemos vivido. La mejor cura tiempo, eso lo cura todo

Besos

amateur1965 dijo...

dianna, eswtatua y stones:
es lo bueno o malo de las heridas, las cicatrices, asi sabemos el resultado de una herida
besos a las tres

María dijo...

Qué bonita entrada has escrito, es de las que a mí me gustan, te doy un aplauso por este texto.

Tienes razón en todo lo que dices, y las heridas, algunas ni cicatrizan, pero ¿sabes? a base de esos fracasos o de esas frustraciones vamos aprendiendo, sino nos lleváramos nunca depeciones jamás aprenderíamos, y lo que sí está claro es que es muy fácil dar consejos a los demás cuando están mal, pero lo difícil es cuando nos toca pasarlo a nosotros.

Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Qué tal Lunes?
Es fantástico que haya comenzado el colegio , estoy felizzzzzz!!
Besitos^^

Σ=o) Pau dijo...

Las heridas que se ven intentamos por todos los medios de quitarlas, taparlas y ojala borrarlas y nos sale facil porque no nos gusta que se vean.
En cambio las del alma, no sé porque duelen y en vez de hacer lo mismos
lamemos y lamemos no la dejamos quieta, no la olvidamos y dejamos que nos sigan doliendo. El tiempo cura pero aveces ese tiempo dura mucho y no lo sabemos medir
un beso

Fabio dijo...

las cicatrices hay que verlas ya no como heridas... como un testimonio, que se sale, se deja, se crece
muy buen post
me gusta, tu blog tambien
saludos

AGUALUNA dijo...

Amateur, cuando las heridas no han cerrado bien, hay que dejarlas solas, pues nuevamente se pueden infectar, causándonos más dolor y lo que es peor, una cicatriz más fea .
Es cierto, que cuesta entender que no hay que tocarlas, pues nuestro corazón es porfiado, pero lo importante de todo al final , es que a partir de esa herida, venga la cicatrización correcta y sin prisas, pues es solamente ahí, que cuando recordemos donde estuvo, no nos vuelva a hacer daño.
La vida sigue, y las cicatrices también son parte del aprendizaje y del crecimiento humano, sólo que hay que saber sanarlas... solos.
De uno dependerá solamente.
Muy buena reflexión y comparación.

Un beso para ti, en el alma amigo.

Agualuna

SEISITO dijo...

Hola,las cicatrices, son batallas ganadas,son enseñanzas,son experiencias,y te hacen crecer,busca quien te haga nanae en tus heridas y tiempo al tiempo.
cariños y no estas solo.

joaninha dijo...

Bueno, hay heridas que no se curan nunca... o quizas es que la cicatriz es demasiado visible y duele con cada cambio de tiempo.
Solo hay que aprender a vivir con ello.
Un besazo.

amateur1965 dijo...

cierto sesito¡¡¡ ahi estan las marcas

otro besazo para ti joaninha

JULIA dijo...

Dejar a un lado el rencor también forma parte de una buena cicatrización.
Aunque a veces por la forma del latir del corazón, es difícil olvidar la herida.

amateur1965 dijo...

Y puede volverla a reabrirla si los latidos son fuertes


UN beso julia