miércoles, 19 de diciembre de 2007

Un rio llamado vida


Hablando esta noche con una amiga, joven en comparación conmigo, me comentaba que estaba destrozada al haber fallecido una de sus íntimas amigas, de tan sólo 30 años debido a un derrame cerebral que se le habia producido una semana antes. Toda una vida truncada en el momento de comenzar, precisamente en estos días de fiestas familiares. En estos días en el que la mayoría nos reunimos en torno a una mesa y empezamos a recordar y añorar a aquellas personas que ya no se encuentra con nosotros.
No es cuestión de llorar o de apenarse por su ausencia, si no, por no volver a disfrutar de esos pequeños detalles, esos giros gramaticales que usaban, esas palabras muchas veces fuera de uso en el lenguaje coloquial actual, su forma de andar, de bailar, que cuando estaban con nosotros muchas veces no prestábamos atención o simplemente no nos interesaba.

Recuerdo con nostalgia las peleas diarias diurnas de mis dos abuelos paternos, siempre a la gresca como el matrimonio mayor de la serie de "escenas de matrimonio" todo el día mi abuela pinchando al abuelo y el pobre aguantando hasta que saltaba y reinaba la calma por un breve intervalo de tiempo, digo diurno por que por la noche reinaba la calma entre ellos. Siempre a la gresca, sobretodo mi abuela, pero que no podían estar uno sin el otro, ya se sabe el yin y el yang.

Nada mejor que , como costumbre adquirida al empezar el este blog una canción , por supuesto francesa, mi querida amiga Ispilatze, para que te metas un poco más conmigo.

Michel Sardou & Garou

La Rivière de notre enfance

El rio de nuestra infancia



Je me souviens d'un arbre
Je me souviens du vent
De ces rumeurs de vagues
Au bout de l'océan
Je me souviens d'une ville
Je me souviens d'une voix
De ces Noëls qui brillent
Dans la neige et le froid

Je me souviens d'un rêve
Je me souviens d'un roi
D'un été qui s'achève
D'une maison de bois
Je me souviens du ciel
Je me souviens de l'eau
D'une robe en dentelle
Déchirée dans le dos

{Refrain:}
Ce n'est pas du sang qui coule dans nos veines
C'est la rivière de notre enfance
Ce n'est pas sa mort qui me fait d'la peine
C'est de n'plus voir mon père qui danse

Je me souviens d'un phare
Je me souviens d'un signe
D'une lumière dans le soir
D'une chambre anonyme
Je me souviens d'amour
Je me souviens des gestes
Le fiacre du retour
Le parfum sur ma veste

Je me souviens si tard
Je me souviens si peu
De ces trains de hasard
D'un couple d'amoureux
Je me souviens de Londres
Je me souviens de Rome
Du soleil qui fait l'ombre
Du chagrin qui fait l'homme


TRADUCCION

EL RIO DE NUESTRA INFANCIA
Me acuerdo de un árbol
Me acuerdo del viento
De estos rumores de olas
Al borde del océano
Me acuerdo de una ciudad
Me acuerdo de una voz
De estas Navidades que brillan
En la nieve y el frío

Me acuerdo de un sueño
Me acuerdo de un rey
De un verano que se termina
De una casa de madera
Me acuerdo del cielo
Me acuerdo del agua
De un vestido de encaje
Desgarrado en la espalda

{ Estribillo:}


No es sangre que fluye por nuestras venas
Es el río de nuestra infancia
No es su muerte quien me produce pena
Es no poder ver nunca más a mi padre que baila

Me acuerdo de un faro
Me acuerdo de un signo
De una luz por la tarde
De una habitación anónima
Me acuerdo de amor
Me acuerdo de gestos
El taxi de la vuelta
El perfume sobre mi chaqueta

Me acuerdo tan tarde
Me acuerdo tan poco
De estos trenes de azar
De una pareja de enamorados
Me acuerdo de Londres
Me acuerdo de Roma
Del sol que hace la sombra
De la pena que hace al hombre

2 comentarios:

Ispilatze dijo...

Una vez más te disculpo (este empeño tuyo en el "diplomático" francés) porque tienes la (lenta) delicadeza de ponernos la traducción a l@s monóglotas. La he escuchado siguiendo los versos en castellano... y ya tiene sentido. Qué apropiada para el tema, para el momento, para el recuerdo, para este tiempo de navidad.
Lamento (por lo que te duele) el dolor de tu amiga y la pérdida.
Sigo pensando que sufre el que se queda. En todas las ausencias, y más en la única sin retorno asegurado.

Una vieja amiga dijo...

Imagino cómo debe sentirse ahora tu amiga, y digo "imagino" porque decir "sé" sería prepotente (nunca dos personas sienten igual la vida). Pero yo tuve la misma pérdida hace 2 años,mi amiga de toda la vida (desde los 9 años),mi hermana del alma...se me fué sin poder decirnos ni un adios (42 años truncados de un tajo) y no hay palabras que puedan aliviar tu alma cuando pasa esto..
Solo te queda llorarla primero (aunque realmente te lloras tu,como bien dice Ispilatze, pues eres tu el que sufre su ausencia; mantenerla viva a tu lado con tu recuerdo, porque eso te ayuda a seguir caminando por este camino de pedruscos (piedras es poco para algunas vidas); y sobre todo te queda "aprender"...aprender a disfrutar de las personas que amas cada minuto que las tengas cerca pues nunca sabrás si "ese precioso minuto" podría ser el último que vayas a poder tenerla junto a tí.
Ya está aquí la Navidad...y siento decirte que yo soy una de esas personas que tu odias por "no gustarle la Navidad", pero para mi es una época muy triste lo siento...es cuando más noto las ausencias, cuando más me pesa el alma por mis pérdidas (no solo la muerte te quita seres queridos eh)..y por eso prefiero hacer como nuestra amiga común decía en una ocasión (perdona el atrevimiento Ispi, pero me siento muy identificada contigo y me gustaría que así fuera)...irme a mi rincón a lamerme las heridas y esperar a que pase todo.
Como tampoco me gustaría salpicar tu precioso blog con notas tristes, creo que por hoy ya he hablado bastante...otro día, con más alegría volveré a invadir tu pequeño ciber-hogar para soltar alguna nota más colorida.
Besos a todos y Feliz Navidad..